World Wide Gas y el sueño de 1100 g

Cuando una empresa ocupa una posición de liderazgo, se espera que innove. Dormirse en los laureles solo puede conducir al estancamiento y si una empresa no se esfuerza constantemente por mejorar, su nivel de exigencia empezará a disminuir.

En la gran comunidad empresarial del N2O, vemos que estos estándares se reducen constantemente. Cuando la calidad desciende, los resultados siempre perjudican a los consumidores. Las normas de seguridad son a menudo lo primero que ponen en peligro quienes pretenden recortar gastos. La prioridad ética de toda empresa debe ser suministrar el producto de N2O más seguro posible.

Otra forma en la que los estándares descienden en el sector es no probando exhaustivamente el producto final. La segunda víctima de este exceso de confianza siempre es la calidad. Si el dinero se convierte en lo único que importa, se pueden cometer errores en muchas áreas: el peso de los envíos, la calidad del etiquetado y la marca, la integridad del envase y la pureza del producto, entre otras.

Así que hemos pensado que sería interesante explicar cómo World Wide Gas supera a los imitadores más baratos, y cómo seguimos cumpliendo plenamente con la regulación y certificación de los productos de N2O y sus procesos de fabricación.

Por qué son importantes las certificaciones de óxido nitros

En el mundo del N2O, hay dos factores que diferencian a los profesionales de los impostores: la integridad estructural y la pureza del producto.

La integridad estructural se refiere a los cartuchos que contienen el gas presurizado. El diseño de los cilindros, desde la forma hasta el grosor de la carcasa y la manera en que se dispensa el gas, es fundamental para un funcionamiento óptimo. La certificación de los cartuchos metálicos, así como la forma en que se introduce y sale el N2O, es esencial para un buen control de calidad. Si el diseño es propenso a tener fugas lentas, el cliente no va a recibir el producto por el que ha pagado. Y si el diseño falla de forma catastrófica en condiciones extremas, podría haber vidas en peligro.

La pureza del N2O es otra certificación fundamental que debe obtenerse. La mayoría de las veces, estos productos están destinados a ser utilizados en la industria alimentaria. Se supone que son neutros o están intencionadamente aromatizados, y nunca deben perjudicar la digestibilidad o la vida útil del producto que van a mejorar. Los gases contaminados y no certificados no solo suponen un riesgo para los productos que contaminan, sino también para las personas que luego los consumen. Las pruebas de pureza y las certificaciones son fundamentales para las operaciones con óxido nitroso.

Por ello, World Wide Gas está siempre alerta, asegurándose de que nuestros científicos y gerentes están al día de los últimos avances en materia de formación química y de materiales. Nosotros vamos más allá de la mera certificación y no descuidamos la formación continua de nuestro personal.

Ventajas de la fabricación y las pruebas internas

Cuando las empresas ignoran las certificaciones importantes, ensamblan las unidades a partir de piezas fabricadas fuera de sus instalaciones, o recortan gastos de otro modo, es fácil cometererrores. Por ello, en World Wide Gas fabricamos todo internamente y estamos dispuestos a someternos al escrutinio de las organizaciones reguladoras nacionales e internacionales.

¿Por qué es tan importante la fabricación interna y la autosuficiencia en la industria del N2O? Sencillamente, auditar la fabricación interna es fácil. Cuando todo es interno, es posible realizar inspecciones diarias. Se pueden seguir listas de control de la fabricación de principio a fin y es posible realizar pruebas internas en varios puntos del proceso.

Si las piezas se fabrican fuera de la empresa, este tipo de rigor sería imposible. Ninguna empresa externa va a permitir una inspección diaria de su fábrica, ni apreciará el escrutinio constante y las exigencias de pruebas de uno de sus clientes. Es probable que fabriquen varios productos para muchos tipos de empresas diferentes, en lugar de especializarse en componentes seguros para trabajar con óxido nitroso.

Otro ejemplo de la superioridad de la fabricación interna de las piezas, es que las pruebas automatizadas completas solo son posibles cuando una sola empresa tiene el control total del proceso de fabricación, de principio a fin. Poder pesar los cilindros en cada paso del proceso, desde los cartuchos vacíos hasta los cilindros llenos, rastreando todo el proceso hasta el muelle de salida, es un lujo que los farsantes simplemente no pueden permitirse. La comprobación de la calidad de los lotes de productos químicos, desde la producción inicial hasta la fase de llenado, es imposible a menos que el gas se produzca internamente.

Conclusión

World Wide Gas se ha mantenido en la cima de la industria del N2O cumpliendo con las últimas certificaciones, realizando rigurosos controles internos y escuchando las opiniones de nuestros clientes más exigentes. Ningún impostor puede aspirar a alcanzar nuestro nivel de calidad, algo de lo que nos sentimos especialmente orgullosos.

Entradas recomendadas